El alcalde Marco Aurelio Pérez anuncia que el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana llevará los servicios de vigilancia y socorrismo a las playas de Castillo del Romeral, El Águila, Pasito Blanco y El Pajar, como paso previo a la búsqueda de nuevas banderas azules para el municipio 


2016 BanderaAzul 29anyos 01 

La plazoleta central del Centro Comercial Anexo acoge desde este sábado un monolito con la placa que reconoce el esfuerzo desarrollado por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para que la Playa del Inglés haya sido galardonada de forma consecutiva desde 1988 con la bandera azul que premia la excelencia de los servicios y de la calidad del agua de baño en esta franja litoral.

 

El descubrimiento de la placa y el izado de la nueva bandera azul conmemorativa de esta efemérides se llevó a cabo en “un acto especial” que presidió el alcalde Marco Aurelio Pérez, y donde intervinieron el vicepresidente de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), José Palacios, y el director general de Salud Pública del Gobierno de Canarias, Ricardo Redondas Marrero. También asistieron al acto representantes de todos los servicios de playas y de los cuerpos de seguridad que operan en el municipio, entre ellos el comisario jefe de Maspalomas.

Nombre Reproducir Tamaño Duración
Playa del Inglés - 30 Aniversario Bandera Azul
Marco Aurelio Pérez - Alcalde SBT

2.5 MB 2:01 min
Playa del Inglés - 30 Aniversario Bandera Azul
Ricardo Redondas - Director General de Salud Pública

1.4 MB 1:02 min

Marco Aurelio Pérez Sánchez señaló que las banderas azules “han contribuido mucho y eficazmente” a la promoción turística del destino turístico Maspalomas Costa Canaria, y valoró la importancia de este reconocimiento medioambiental específico a la Playa del Inglés, “porque está abierta a los usuarios con un estado de excelencia los 365 días al año”.

 

Se trata de un reconocimiento, dijo el alcalde, “que de cara al futuro nos obliga no sólo a mantener las banderas azules que ahora ondean en nuestras playas y puertos deportivos, sino también a mejorar los servicios para ir incrementando paulatinamente el número de playas merecedoras de ese galardón, como espacios de ocio y disfrute de los ciudadanos”.

 

Marco Aurelio Pérez avanzó en ese sentido que el Ayuntamiento ofrecerá próximamente a los 35 socorristas que actualmente atienden la seguridad en las playas del municipio a una formación avanzada “para convertirlos en socorristas de bandera azul’, y que con vistas a conseguir nuevas banderas azules “se incrementarán los servicios de vigilancia y socorrismo a playas no turísticas pero sí usadas por ciudadanos locales como las de Castillo del Romeral, Playa del Águila, Pasito Blanco y El Pajar”.

Exigencias implacables

 

José Palacios, vicepresidente de la Asociación que representa en España a la Fundación Europea de Educación Ambiental felicitó al municipio por el trabajo que ha desarrollado “tan bien y durante tantos años para conseguir las banderas azules”.

 

“Nuestros criterios son duros y somos implacables. Cuando vemos que esos criterios no se cumplen no nos cortamos nada en retirar la bandera azul. Por eso, llevar 29 años consecutivos teniendo la bandera azul como Playa del Inglés merece nuestro respeto y reconocimiento, sobre todo porque aquí es más difícil tenerla y conservarla porque se trabaja durante todo el año y no como en otros lugares de la Península donde este servicio dura sólo dos o tres meses”, indicó.

 

Ahora, 30 años después de que empezara a operar este galardón, la bandera azul “ya no es un privilegio de unas pocas playas sino un derecho gratuito que los ciudadanos exigen”, señala José Palacios. Se trata de un emblema y certificación medioambiental que motiva al cumplimiento de unos criterios muy duros que exigen: una calidad excelente de las aguas de baño, el cumplimiento de la Ley de Costas, la disposición de paneles de información y educación medioambiental, atención a las personas en situación de discapacidad, un servicio de socorrismo digno y equipado que pueda salvar vidas y que garantice la seguridad de los usuarios, y la limpieza, conservación y concienciación hacia el entorno natural “que es limitado y es un tesoro”, afirmó.

 

Palacios reseñó que las banderas azules “es un programa útil y necesario” apoyado por los programas de Naciones Unidas para el Medioambiente y para la Educación, la Ciencia y la Cultura; la Organización Mundial del Turismo (OMT), el programa de la Unión Europea para la conservación de las Costas, la Agencia Europea de Medio Ambiente, la Unión Para la Conservación de la Naturaleza y, en España, la Secretaría General de Turismo, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp), las fundaciones Once y Biodiversidad, bastantes universidades y casi todas las comunidades autónomas costeras.

 

Motivo de celebración

 

Redondas Marrero destacó que la consecución y mantenimiento de las banderas azules año tras año “es un motivo de celebración por la gran repercusión” que tiene este galardón reconocido internacionalmente por los turistas en todo el mundo, y también porque las playas suponen el principal espacio de ocio público y gratuito para la población canaria, “siendo ese un hecho intrínseco de su cultura”, dijo.

 

“No es fácil lograr las altas cotas de calidad que exige la ADEAC, que es inflexible. Supone un trabajo duro y continuado de mucha gente implicada, de muchos profesionales. En Canarias el año pasado realizamos más de 2.700 inspecciones en todas las playas, con tomas de muestras y analíticas de más de 5.400 parámetros de forma continua y durante todo el año. De las 214 zonas de baño autorizadas en Canarias, 213 tienen la calificación de aguas de baño excelentes según los parámetros que marca la Comisión Europea”, afirmó el director general de Salud Pública.

 

El reconocimiento internacional de la Fundación Europea de Educación Ambiental y de la AEAC a la Playa del Inglés premia la constancia con la que este enclave marítimo ha venido recibiendo y manteniendo anualmente la bandera azul, un galardón que la distingue por la calidad medioambiental de su entorno natural y la excelencia de sus aguas de baño y de sus servicios en materia de limpieza, información y seguridad.

 

Este año el litoral de San Bartolomé de Tirajana logró renovar las banderas azules de las playas de San Agustín, El Inglés, Maspalomas, Las Meloneras, Puerto Deportivo de Pasito Blanco y Centro de Interpretación de Las Dunas.

 


Gabinete de Prensa

Ilustre Ayuntamiento de la Villa de San Bartolomé de Tirajana
Tfno: 928 72 34 00. Extensión 1535

mailEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn