Skip to main content
Banner Animales texto

Censo
Adopción
Preguntas Frecuentes
Formacion
Normativa

  20240620 CetaMunicipal 

 

  • Requisitos para adoptar con CETA Municipal


    Los requisitos para adoptar un animal del CETA municipal son los siguientes:

    1. Hacer una solicitud que podrás realizar de la siguiente manera:
      • . A través del Registro Municipal, o
      • . A través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
    2. Ser mayor de edad.
    3. Presentar comprobante de domicilio. Documento que demuestre que la persona es propietaria del domicilio donde vivirá con la mascota o, en caso de alquiler, que el arrendatario permite residir con animales.
    4. Firmar un Contrato de adopción, comprometiéndose a:
      • Cuidar de tu animal y mantenerlo en unas condiciones óptimas de espacio, tiempo, alimentación, ejercicio...
      • Dotarle de los cuidados veterinarios que necesite.
      • No destinarlo a la cría o reproducción.
      • Notificar cualquier cambio a este ayuntamiento (pérdida, muerte...).
      • Compromiso de no abandonarlo.
    5. El animal se entregará desparasitado, microchipado y vacunado según normativa vigente, así como esterilizado. En el caso de no haber alcanzado la edad necesaria para esterilización se firmará un compromiso de realizarla por parte de la empresa adjudicataria del servicio del CETA municipal, ajustado al criterio del veterinario del mismo.
    6. En caso de ser un animal potencialmente peligroso, tendrá que poseer la Licencia Administrativa que contempla la normativa vigente

     

  • Si estás pensando en adoptar....


    El hecho de que estés pensando en adoptar un animal abandonado significa que eres una persona responsable y humanitaria. Pero entraña una gran responsabilidad.

     

    Si eres como la mayoría de nosotr@s, enamorarte de un animalito es muy fácil. ¡Y no me extraña! Porque compartir tu casa con un amiguito de cuatro patas puede ser uno de los mayores placeres de la vida. Perros y gatos nos dan lealtad y aceptación incondicional, constante compañerismo, e incluso nos ayudan a calmar el estrés después de un duro día de trabajo.

     

    El tener un perr@ o un gat@ puede ser muy gratificante, pero sólo si realmente has meditado esta decisión antes de adoptar un compañer@. Tómate un momento para pensar en estos puntos:

     

    ¿Estoy dispuest@ a hacer un compromiso de por vida?

     

    Adoptar un animalito simplemente porque es lo que la gente "hace" o porque los niños han estado lloriqueando por un cachorro generalmente termina en un gran error. Considere que los perros y gatos pueden vivir de 10 a 18 años. No adoptes uno por impulso. Primero asegúrate de que todos en la familia estén de acuerdo con tener y cuidar de uno de nuestros amiguitos. Si es un cachorro piensa en cómo será de adulto, porque crecerá enseguida.

     

    También es importante verificar que nadie en la familia sea alérgico o asmático, ya que estas enfermedades son las razones más comunes por las cuales las personas deciden deshacerse de sus animales. Los animales son un miembro más de la familia; si no estás dispuesto a asumir este compromiso de por vida, no adoptes un animal, terminarás por abandonarlo y romperle el corazón, o peor.

     

    ¿Dispongo del tiempo necesario para cuidar debidamente a mi nuevo amigo?

     

    Perros, gatos y otros animales de compañía no pueden ser ignorados simplemente porque estés cansado u ocupado. Necesitan comida, agua, ejercicio, cariño y compañía cada día de cada año. Los cachorros necesitan más tiempo que los adultos, ya que dependiendo de su crianza el resultado será un pequeño obediente o desobediente. Tanto los perros como los gatos necesitan cariño y atención. Si consideras que tu amigo va a estar solo muchas horas al día, ¡plantéate adoptar a dos hermanitos que se hagan compañía! Además de esta manera jugarán más y harán menos destrozos debidos al aburrimiento.

     

    Muchos animales en los refugios están allí porque sus dueños no pensaron realmente cuánto tiempo llevaba cuidar de ellos.

     

    ¿Cuento con los recursos económicos necesarios para mantener a mi “amigo”?

     

    Suma los gastos de: alimento, vacunas anuales, productos de limpieza e higiene, juguetes y emergencias veterinarias. Éstos son sólo algunos de los costos al obtener un animalito. Él merece una buena calidad de vida, ofreciéndole una alimentación adecuada que reúna los requisitos nutricionales necesarios y llevándolo regularmente al veterinario para su vacunación. Sin la alimentación correcta y sin sus vacunas, el animal podría enfermarse y después tendrías que asumir un gran gasto llevándolo al veterinario para tratar su enfermedad.

     

    ¿Estás preparado para ocuparte de los problemas que puede ocasionar un amigo de 4 patas?

     

    Pulgas, muebles arañados, algún objeto roto, pelos revoloteando por el sofá o por el aire, no dejarte dormir alguna noche…etc. Pueden ser alguno de los problemas que puede ocasionar nuestro pequeño amigo.

     

    ¿Puedes tener un animal en el lugar donde vives?

     

    Muchas comunidades de vecinos no permiten mascotas, y la mayoría de ellos tienen restricciones. Asegúrate de cuáles son antes de traer un compañero peludo a casa.

     

    ¿Tengo intención de mudarme en los próximos años?

     

    “Nos mudamos” es la razón número uno por la cual miles de personas entregan sus mascotas a los albergues de animales. Si piensas mudarte en un futuro tienes que estar dispuesto a encontrar y mudarte a un lugar donde se permitan mascotas.

     

    ¿Si te enfrentas a una crisis en tu vida, como un divorcio o una muerte, estarás dispuesto a quedarte con tu amigo peludo?

     

    ¿He considerado el espacio disponible en mi casa?

     

     

    El tamaño y selección del animal dependerá del tamaño de tu hogar y, sobre todo, del carácter y comportamiento del animal. Considera que los perros grandes pueden necesitar espacios grandes para ejercitarse y desarrollarse correctamente, aunque no siempre es así, un animal grande pero tranquilo puede adaptarse estupendamente a un piso de 50 metros.

     

    Requerimos mantener los gatos dentro del hogar, ya que en las calles enfrentan peligros como el ser atropellados por vehículos, envenenados por vecinos, enfermarse o ser atacados por otros animales.

     

    ¿Son tus hábitos de vida adecuados para el animal que tienes en mente?

     

    El tamaño del animal no es la única variable en la que tienes que pensar aquí. Por ejemplo, algunos perros pequeños son muy activos. Necesitan mucho ejercicio para poder calmarse, y generalmente ladran con cualquier ruido. Por otro lado, algunos perros grandes son muy tranquilos y están felices y contentos con sólo dormir en el sofá todo el día. Antes de adoptar haz algo de investigación y pide información. De este modo, te aseguras de elegir el animal que encajará con tu estilo de vida.

     

    ¿Sabes quién lo cuidará cuando estés de viaje o de vacaciones?

     

    Necesitarás tener amigos o vecinos de confianza o dinero para pagar a un refugio o un hostal para mascotas.

     

    ¿Podrás ser un dueño responsable?

     

    Tener tu gat@ o perr@ esterilizado o castrado, obedecer las leyes comunitarias o las licencias, mantener puestas las chapas de identificación o chip en el animal son cosas que forman parte de ser un dueño responsable. Por supuesto, dar a tu amiguito amor, compañerismo, ejercicio, una dieta sana y cuidado veterinario regular también son esenciales.

     

    Consejos adicionales

     

    • Debes llevar al perro y/o gato a un chequeo médico general. Así mismo la visita servirá para iniciar el control con el veterinario. Se recomienda iniciar este control en los siguientes quince días a la adopción.
    • No regales animales como sorpresa. Tu “regalito” podría ser no bienvenido y terminar abandonado. Obtener un amigo de 4 patas es una decisión muy personal.
    • Si dejas que un niño escoja el animal; guíale teniendo en cuenta aquel que más se adecue a vuestro estilo de vida y que sería ideal para vuestro hogar y familia.
    • Considera adoptar un animal adulto. Son entrenables, más tranquilos y muy fieles.

     

    Una vez te has hecho todas estas preguntas, ¿estás preparado para mantener y cuidar a una mascota durante toda tu vida?

     

    Recuerda que cuando adoptas un animalito, estás comprometiéndote a cuidarle por el resto de su vida.

     

    Muchos de los animales abandonados de los refugios son cachorros de perros y gatos, víctimas de personas irresponsables que permitieron que sus mascotas críen. Pero hay una cantidad bastante igualada de perros y gatos en los refugios que tienen más de un año que fueron acogidos por personas que no pensaron las responsabilidades que implica ser dueños de un animal antes de llevarlo a casa.

     

    Por favor, no cometas el mismo error. Piensa antes de adoptar. Compartir tu vida con un perr@ o gat@ puede traer compensaciones increíbles, pero sólo si estás dispuest@ a dedicarle el necesario tiempo, dinero, responsabilidad y amor por el resto de su vida.

     

  • Visto: 1177